La vida de Nélson en vericuetos.fr

cropped-eu.jpg

“No sé cuándo, cómo, ni dónde empecé a vivir la vida de Nélson. Un verdadero paréntesis espacio temporal se abrió en mi vida por ese entonces.

Me topé con Nélson el primer día que pinché la bicicleta.

Yo había llegado a París hacía unos meses y la Star Norden era mi primer vélo. La noche se adentraba tarde ya en febrero y yo me perdí, como entreverada entre mi rabia y mi frustración, por la rueda que traicionó el camino. La cabeza no era mía y de buenas a primeras me encontré caminando distraída, con la mirada absorta.

—Excuse me, can I ask you something ?

Al levantar la vista un moreno de pómulos prominentes y ojos grandes me tendía una mano. Salté y le contesté en mi peor inglés, tomando coraje y mezclando los oui en el discurso para afirmar que «je suis désolé», hasta que, volviendo en mí, supe que ese ya no era mi barrio.

Caminé bastante con el vehículo a cuestas en busca del puente que comunica el Saint Martin con el canal del Ourcq. Ir hacia atrás no era una opción, así que continué la marcha, obsesionada con que en el frente aún queda algo. Fue allí que di con Nélson.”

Seguir leyendo: www.vericuetos.fr

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: