Rognes

No me voy, tomo distancia.
Hoy son otras las ropas que me visten,
los cantos que me mueven.

Me llevo todos los verdes,
los tantos verdes,
los cientos de verdes.

En mi soplan tus vientos,
me revuelven, me despiertan,
susurran sus historias y se van.

Me vuelvo insecto y te persigo,
mis narices en tus vides,
mis piernas en libertad.

Impregnada de tomillo y romero,
de lavandas e hinojos
un azul me ciega,
el violeta me acompaña.

Tu luz habita en esta mañana de despedida.
Tu historia poliniza mi mirada.
Volveré y en tu silencio
otros libros hallarán su voz.

Volveré y me darás nuevas plantas,
que son antiguedad y memoria.

El camino lo anunciará el duque pequeño
repicando entre los restos de la Foussa.

No me voy, tomo distancia.
Parto en deuda, volveré agradecida.

Cuando vuelva, no temeré al paso de los jabalíes.
Tu rumor se habrá esparcido en versos,
y ya no podré decirte adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: