Animalada

Y atrás de los escritorios
gigantes lobos feroces
queriéndote devorar.

Lobos televisados
en la hora central.
Flautistas desafinados
entonando fúnebres festejos.

La añoranza del pasado
los motiva.

Vestidos en cangrejo
entreveran las patas,
esconden la cola.

Y ante una sombra
corren con torpemente.

Asustados buscan
la montonera de la orilla,
en el tumulto se asemeja a seres
ancestrales de dura coraza.

¡Sos lobos, son!

Leones disfrazados corriendo la liebre.

Y vos muda, vos mudo,
encerrado en tus sueños,
queriéndo gritar,
con el cuello duro
y la palabra estancada.

¡Grita, grita!

Hay otros pájaros
al lado del camino,
afuera de él;
bordeando los mares,
hay pájaros lentos,
desorientados, perdidos.

¡Grita, vuela, únete!

Agita tus alas
para remover el polvo,
no seas tímida,
no seas límpia,
no estés triste.

Que no sean tuyas,
las voces del desencanto;
tendrás que hacerlo de realidad,
grita, que yo aquí
te escucho y expando tu voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: