180 grados

Pensé en que tenía que escribir esto la primera vez que te vi en bolas.

180 grados

Una pija acusativa, pija dedo, perro de caza, amenazante, en guardia señalando un punto.

¿Te habías dado cuenta, no?, dije.

Pero vos te pensabas que todos eran iguales.

180 grados.

Yo que había visto pijas hongo, morcilla, viborita…

con casita, sin casita…

De esas arremangadas anchas como perro chino,

que parecen pedir permiso para mostrarle la cara al mundo.

180 grados

Tantas otras, aburridas, escupidoras, apuradas,

medios blandas, blancuzcas, violetas, de poca voluntad

pero rectas, no…

180 grados


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: