La buena hora

Lo que que voy a contar a continuación sucedió una vez cuando empezaban los primeros fríos, los días se hacían más cortos y yo me levantaba cada día más temprano. Creo que fue un sábado, aunque podría haber sido un domingo. Ya no me acuerdo. Seguro que no fue lunes ni un miércoles, porque en... Leer más →

Anuncios

Poema 100

"y como los mendigos alimentan su mugre así nutrimos nuestros blandos remordimientos" Te supe noche y yo madrugada mezcla confusa de luces extremas. Te vi acostado cuando corría, alcé una mano que seguiste con el lóbulo de este a oeste. Tu nariz pegada al cielo, la mía, adelantada a mis pasos me contaba lo que... Leer más →

Vivías tantas vidas y una mañana despertaste. Soñaste tanto, tanto soñaste, que la confusión no te dejó saber cuando era que se paraba la máquina.                                                    (¡Pará!) Tanto soñaste, que un... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑